miércoles, 11 de enero de 2012

Copa de oreo con helado

Vamos a ver ¿Vosotros veis normal que con un paquete de oreo lleve ya tres recetas?, me he sorprendido hasta yo. Como no se me acaben las oreo no sé a dónde vamos a llegar . . . tengo más peligro con un paquete de oreo que un mono con pistola!! jajaja .

Bueno, esta receta la copié del Foster´s, y a mi maridín (como no quiere que le llame marido) le encanta, y claro aprovechando que las oreo no se me acaban ni "patrás" pues digo voy a hacerla .










Ingredientes para una copa individual:

9 galletas oreo (yo he usado mini oreo)
sirope de chocolate
2 bolas de helado de vainilla
algún toping de vuestra elección (granillo de almendras, fideos de chocolate...)


Empezamos forrando la copa con un poco de sirope de chocolate.

Troceamos 4 - 5 galletas de oreo y las echamos encima del sirope.

Podemos añadirle el topping que queramos y encima de todo ponemos las bolas de helado.

Cubrimos el helado con nata montada y un poco de sirope de chocolate y colocamos las demás galletas enteras clavadas en la nata.

Lista para disfrutarla.

16 comentarios:

  1. Hola. gracias por hacerte miembro de mi blog. Y gracias por haberlo visitado. Yo también me he hecho seguidora de tu blog. me ha encantado.

    Si quieres nos intercambiamos enlaces para promocionarnos un poco.
    mi blog: http://www.blanca-mirinconderecetas.blogspot.com

    pondré un enlace tuyo en mi blog. gracias.

    ResponderEliminar
  2. Jumm... no se te acaban las oreos? Qué difícil, a mi "maridín" también le encanta cualquier cosa que lleve oreos, pero claro, se las come todas antes de que pueda hacer nada con ellas, jeje.

    Un besi!

    ResponderEliminar
  3. Blanca me parece muy bien tu idea ya he puesto tu enlace.

    Michi es que las oreo así a palo seco como que no me van mucho , y se ve que mi hijo y mi maridín no las han encontrado en el armario si no...jejeje

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Qué buena pinta!!!. Te devuelvo la visita y también me quedo pq me ha encantado tu blog.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias bolitas de anís.

    Un saludín.

    ResponderEliminar
  6. puff, es que las Oreo están riquísimas, yo hago 1000 postres con ellas proque me encantan :)
    besos!

    laurilla fondant

    ResponderEliminar
  7. Uff!!! Que delicia, me encanta como todo lo que he visto en tu blog. Mis felicitaciones porque realmente invita a seguirte y sin duda volveré para ver éstas maravillosas recetas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Qué buena pinta tiene esto, Mari. Te copio la receta y la voy a hacer esta tarde que viene a casa una amiga muy golosa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. No hay mayor halago para mí que recibir vuestros comentarios.

    Muchas gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  10. hummmm... que pinta tiene la copa, a mi "maridito" no le gusta demasiado el dulce a si que cuando la haga me voy a poner morada. jajajaja
    Un saludo a todas

    ResponderEliminar
  11. OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOHHHHHH!!! que delicia!!!! yo es que es ver una Oreo y babear y ya así no veas!!! un postre insuperable!

    ResponderEliminar
  12. Pues cuando he ido al Foster nunca me he fifado..pero vaya una pinta que teiene!! Con lo sencilla que es seguro que me animo a hacerla!:)
    un besicOo

    ResponderEliminar
  13. Que rica , esta copa, para un día especial...un beso.
    Te sigo desde hoy y decirte que estoy de sorteo 200 seguidores...un beso.

    ResponderEliminar
  14. las galletas oreo le vuelven locos a mis hijos. Me apunto la receta.

    ResponderEliminar
  15. Hala!!!, pues yo voya a ser la oveja negra jajaja!!!, por que no me van las oreo !!!, pero a mi hijo mayor le encantan, así que no me va a quedar otra que sorprenderle con alguno de estos inventos !!!. Gracias por visitar mi blog, por quedarte y por tus palabras. una seguidora mas!!. Besotes desde Zaragoza!!

    ResponderEliminar
  16. Solenoide si te cuento un secreto... resulta que a mí tampoco me vuelven loca las oreo, así en recetitas y eso con algún acompañamiento sí , pero para comerlas solas ni se me ocurre...

    Un saludín.

    ResponderEliminar

Cuéntame lo que quieras . . .